Inicio

La Nueva York de hoy, la gran y diversa constelación de residentes de habla hispana, es un fenómeno relativamente reciente. Comenzó con la llegada masiva de puertorriqueños en la década de 1940 y aumentó en tamaño y composición a lo largo del último medio siglo aproximadamente.
 
Mucho antes de eso, alrededor de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, una pequeña corriente de inmigrantes empezó a llegar paulatinamente a la ciudad. En los siglos XIX y XX, esa corriente se convirtió en un río ancho, alimentado por una red de afluentes de América Latina y España. Y después de la Segunda Guerra Mundial, se ensanchó hasta convertirse en un poderoso delta. Por lo tanto, la Nueva York hispana contemporánea tiene hondas raíces en la ciudad; se trata de una historia no de décadas, sino de siglos.
 
Sin embargo, la relación de la ciudad con el mundo hispanohablante se remonta a los orígenes mismos de esta. La interacción entre España, América Latina y Nueva York tuvo una influencia mucho más amplia en el desarrollo de la ciudad de lo que generalmente se ha asumido hasta ahora. El mundo hispanohablante dejó una profunda huella en los asuntos comerciales, culturales, industriales y financieros de nuestra urbe.
 
Nueva York (1613-1945) entrelaza estas dos historia por primera vez.   

Diego Velázquez - Philip IV -  Meadows Museum Lynch Stoughton Journal - New-York Historical Society Francisco Oller - Hacienda La Fortuna, 1885 - Carmen Correa Collection, P.R. Sea Witch, clipper ship model - Mystic Seaport José Martí - Versos Sencillos - Smathers Library, University of Florida Frederic Edwin Church - Cayambe - New-York Historical Society Baseball, signed by Esteban Bellán and other members of the Troy Haymakers, 1871 - National Baseball Hall of Fame Miguel Covarrubias - Twenty Centuries of Mexican Art at the Museum of Modern Art, 1940. - Yale University Art Gallery, Gift of Sra. Rosa R. de Covarrubias Henry Glintenkamp - Club Julio A. Mella (Cuban Workers’ Club), 1937 - Chrysler Museum
Syndicate content
""