Portuaria de Nueva York

Los comerciantes y capitanes de navíos de Nueva York entraron en el comercio latinoamericano con entusiasmo. El canal Erie (1825) les dio una ventaja decisiva sobre la competencia con otras compañías norteamericanas. Los latinoamericanos valoraban mucho la harina de primera calidad y este canal conectaba a Nueva York directamente con las regiones productoras de trigo en el centro-oeste de Estados Unidos.
 
Para facilitar el transporte de las embarcaciones a través del canal y del mar, la ciudad vecina (y aún independiente) de Brooklyn construyó los muelles conocidos como Atlantic Docks y la cuenca del Erie. Una fuerza laboral fortalecida por inmigrantes europeos descargaba el café que llegaba de Venezuela y Brasil, las pieles de la Argentina, el azúcar de Cuba y el guano del Perú. Las mercancías procesadas y manufacturadas en Nueva York se enviaban de regreso hacia el sur, primero en veleros y después en barcos a vapor. La explosión del comercio norte-sur, así como el tráfico este-oeste a Europa y China, aumentó los negocios de compañías auxiliares, tales como los seguros marítimos y la banca.

Charles Gerard Davis, Model of clipper ship: Sea Witch, 1936. Courtesy of Mystic Seaport, Mystic, Conn., #1940.377. Para aumentar la eficiencia y las ganancias, los comerciantes del tipo de los hermanos Howland extendieron sus negocios de América Latina a China. Tras comisionar la construcción del barco Sea Witch (Bruja marina) en un astillero de Manhattan, la compañía Howland & Aspinwall—una rama de la originaria, G.G. & S.S. Howland—dedicó este atractivo navío al comercio con China y colocó al capitán Robert Waterman al timón.
 
Los viajes de Waterman a China rompieron varios récords mundiales. De camino a Cantón, el Sea Witch intercambiaba mercancías con la América Latina, rica en plata, y con la California de la “fiebre del oro.” Así, acumulaba suficientes monedas para hacer negocios con los comerciantes chinos que no otorgaban crédito. Bajo el mando del capitán George Fraser, el velero también transportó trabajadores bajo contrato llamados culíes, de China a América Latina. El 28 de marzo de 1856, el barco naufragó y se hundió cerca de La Habana con aproximadamente 500 culíes a bordo que habían sido dados en comisión a Howland y Aspinwall. Todos los pasajeros sobrevivieron.
Charles Gerard Davis, Model of clipper ship: Sea Witch, 1936. Courtesy of Mystic Seaport, Mystic, Conn., #1940.377.

John Penniman (United States, 1817–50), Novelty Iron works, Foot of 12th St. E.R. New York. Stillman, Allen & Co., Iron Founders, Steam Engine and General Machinery Manufacturers, 1841–44. Lithograph printed in colors with hand coloring. Lent by the Metropolitan Museum of Art, The Edward W. C. Arnold Collection of New York Prints, Maps and Pictures, Bequest of Edward W. C. Arnold, 1954 (54.90.588). Las importaciones y exportaciones sostenían no sólo a las empresas del azúcar, sino también al sector manufacturero de Nueva York en general. De cara a un creciente y accesible mercado latinoamericano, las industrias locales adaptaron sus bienes a las necesidades de ese mercado. Novelty Iron Works construyó maquinaria para los ingenios azucareros y motores de vapor para los barcos. Entre sus clientes se encontraban a los gobiernos de México, Perú y España.
John Penniman (United States, 1817–50), Novelty Iron works, Foot of 12th St. E.R. New York. Stillman, Allen & Co., Iron Founders, Steam Engine and General Machinery Manufacturers, 1841–44. Lithograph printed in colors with hand coloring. Lent by the Metropolitan Museum of Art, The Edward W. C. Arnold Collection of New York Prints, Maps and Pictures, Bequest of Edward W. C. Arnold, 1954 (54.90.588).

Soluble Pacific Guano, 1857-83. Courtesy of Mystic Seaport, Mystic, Conn., #1994.5. Desde la década de 1840, los granjeros comerciales pedían a gritos un fertilizante más poderoso fabricado del excremento de pájaros (guano) que se obtenía de las islas Chincha en el Perú. William R. Grace—quien llegó a Nueva York vía Irlanda y Perú—hizo fortuna comerciando con el guano. En 1880 siguió los pasos de William Havemeyer y entró en la política, convirtiéndose en el primer alcalde católico irlandés.
Soluble Pacific Guano, 1857-83. Courtesy of Mystic Seaport, Mystic, Conn., #1994.5.
""